MEZCAL DON AMADO

En la región de los altos, al sur de México, la reconocida familia Arellanes ha estado elaborando uno de los mezcales más famosos de la región desde finales del siglo XVIII.

Once generaciones de continua destilación de mezcal con compromiso legendario con la produccion artesanal y la experimentación han culminado en un destilado que a la vez es complejo y accesible. Mezcal Don Amado esta hecho con corazones de agave que fueron cocidos bajo tierra, despues de la molienda, se fermenta junto con sus fibras de la piña para obtener un rico carácter a agave. El puré se destila dos veces en pequeñas ollas de barro de cerámica. Las variedades de añejos se maduran en barricas de roble americano utilizadas anteriormente para el Brandy Pedro Domecq.

RÚSTICO

La influencia del barro minero prevalece en la nariz con toques aromaticos a ceniza, nueces trituradas, maiz tostado y especias saladas. En el paladar un brillante y cítrico agave espadín está bien equilibrado contra las notas de caramelo y hierbas frescas.

LARGO

Un suave ahumado con notas azucaradas y una sensación cremosa a fruta y una sutil especia en una paleta de rico agave cocido... evocando al desierto después de una fuerte lluvia, brillante y limpio.

ARROQUEÑO

Rustico y refinado, revelando aromas florales con notas de agave caramelizado, piel y un ahumado que aporta estructura a maduro, sabor a yam/ñame cocido. Una sensación en la boca al membrillo, caqui, hierba luisa y kaffir, yuxtapuestos con capas de chocolate, café expreso y especias saladas con una mineralidad equilibrada y características de tostado salado.

PECHUGA

Un tesoro de complejidad que exhibe ricas y brillantes notas de frutas, nueces tostadas, especias oscuras horneadas, con toques de humo limpio, canela fresca y frutas con hueso. Los sabores maduros de agave se tejen en todas partes y, sin embargo, nunca se abruman, manteniendo la simetría, el equilibrio y la profundidad, hasta llegar a un delicado final de amplios sabores exóticos y persistentes matices tropicales en esta pechuga vegana poco común.

REPOSADO

Su aroma y gusto, son sabores mexicanos muy característicos: maíz tostado untado con mantequilla, toques de vainilla y canela, frutas tropicales como fruta de dragón y chiles secos con una cantidad moderada de humo. Los sabores del añejamiento en barrica aportan notas más picantes y más a vainilla.

AÑEJO

Esta es realmente una versión real de lo que muchos consideran un producto rústico. Hay sabrosos aromas de mezquite que sugieren barbacoa y pimienta de cayena tostada, pero estos sabores fluyen hábilmente entre capas de tonos suculentos de fruta de hueso cocida por la fuerte influencia del barril de brandy. El paladar continúa en forma similar con notas de piña a la parrilla y termina con una mineralidad salina brillante para una coda larga y refrescante. Un mezcal que muestra una complejidad increíble más allá del humo y un gran ejemplo de cómo los sabores de barril pueden complementar en vez de enmascarar los encantos salvajes del agave.

Para obtener más información, incluidos distribuidores y vendedores, visite el sitio de Haas Brothers.